Las palabras, que no se las lleve el viento

Os voy a contar algo. Me ha entusiasmado ver la respuesta obtenida en las redes sociales, por mis dos artículos sobre el uso de LinkedIn, y sobre el modo y la forma en que los candidatos han de responder al anuncio de una oferta de empleo. He tratado de seguir el hilo de todas las valoraciones. Y seguramente me lleve tiempo contestarlas a todas. Vuestros comentarios han suscitados debates, y he querido recoger algunos de ellos para reunirlos en un memorando con opiniones tan dispares como controvertidas.

Cuando publiqué los dos artículos sobre LinkedIn en mi blog (Hay que dejarse de tonterías y De verdad, LinkedIn está para usarlo de otra manera) tenía la certeza de que nadie quedaría indiferente. Quizá haya pecado de cauto, al no querer excederme en demasía ni entrar demasiado en detalle sobre dónde localicé los comentarios de los candidatos que dieron lugar a mis críticas.
Pero gracias a ello, las opiniones vertidas en muchos de los cincuenta grupos de LinkedIn en los que compartí mis artículos han resultado ser… Apasionantes. Un debate que he creído conveniente resumir y reunir en este texto, donde -aunque no están todos los comentarios- sí podremos hacernos una idea del debate que ha generado.
Para quien no sepa de qué va esto, le aconsejo se lea los dos artículos anteriores.
Nota. Aclaro que dejo activados los enlaces de los grupos que son abiertos, mientras que los cerrados los he desactivado ya que no son operativos si no estás en el propio LinkedIn.
Aquí van las respuestas recopiladas en apenas dos días. Que cada cual juzgue y valore.
En Castellón Empleo y Formacion, sobre el debate De verdad, LinkedIn está para usarlo de otra manera:
Enrique S.: “soy el primero al que le pasa lo que describes, no se como utilizar esto de linkedin para que sea efectivo y fructifero, pero poco a poco ire aprendindo…”
Miguel Angel M.: “Antonio, acabo de leer tu post y……de verdad me quedo a cuadros. No me puedo imaginar que mi competencia esté trabajando de esa manera. ¿Realmente es representativo los comportamientos que citas en personas que buscan empleo ? No se, me parece muy fuerte. Y si lo es, ojalá proliferen !!! a mi me viene de perlas !!! Un saludo, ;-)”
En Ayudando a encontrar un empleo: Herramientas y motivación @ Redes Sociales, sobre el debate Hay que dejarse de tonterías:
Pedro Antonio N.: “Interesante comentario y duras palabras. Esta claro que el busca trabajo debe ser quien muestre interés y responsabilidad, y al mismo tiempo facilitar el trabajo al reclutador. Pero tengo una pregunta, ¿no es reiterativo enviar una carta de presentación extensa, que no el curriculum, en una oferta colgada en una red social como Linkedin donde el mismo reclutador la colgado, y más cuando en el mismo mail se envía el link del perfil público?. Saludos”
Inmaculada P.: “Totalmente de acuerdo, el aspirante debe esforzarse para hacer llegar su candidatura. Ahora bien, yo trataría que ésta fuese lo más completa y razonadamente posible en cuanto a formatos para atravesar la primera barrera de acceso: Llegar al destinatario y que éste lo lea. Saludos!”
En Ayudando a encontrar un empleo: Herramientas y motivación @ Redes Sociales, sobre el debate De verdad, LinkedIn está para usarlo de otra manera:
marta p.: “Ahora mismo no estoy en paro, pero muchas de las personas más cercanas a mi círculo de amistades sí lo están, y de lo que sí me he dado cuenta, es que no sé si por la desidia que genera el momento de crisis actual, la mayoría destinan probablemente menos tiempo del que deberían en buscar trabajo, perfeccionar su currículum, buscar nuevas vías de búsqueda de trabajo, o simplemente tener una actitud activa y motivadora a la hora de enfrentarse a la búsqueda de empleo. Cuando hablas del tema, muchas veces la excusa es el miedo al rechazo, miedo a no encontrar nada, pues se trata de personas que probablemente no esperaban volver a encontrarse en esa situación. Y a nivel personal, también he sido víctima de esa desidia, pues al llegar la crisis a la emrpesa en la que trabajo, lejos de luchar con más ganas o motivación la reacción inicial tanto mía, como de muchos compañeros fue todo lo contrario, había en el ambiente un sensación tensa y desganada. Poco después leí un artículo de Punset, que decía que en estos momentos es cuando más hay que trabajar, más hay que agudizar la creatividad…pero cuesta mucho no dejarse influenciar por un sentimiento de desmotivación generalizada.”
Pedro Antonio N.: “Simplemente Antonio decirte que tienes razón. Evidentemente cada uno ve las cosas en función de la situación en que la que encuentre.”
En Marketing en Redes Sociales, sobre el debate De verdad, LinkedIn está para usarlo de otra manera:
Ester V.: “Antonio, tengo la sensación de que con la época de ficticia bonanza que hemos vivido los últimos años, mucha gente se ha vuelto más pasota, esperan que se les dé todo hecho y ni se les pasa por la cabeza pensar que deben ofrecer un valor añadido a los ofertantes de empleo para que éstos los consideren para un puesto de trabajo. Como no me gustan les generalizaciones, porqué no son reales, también tengo que decir que siguen existiendo personas con grandes capacidades que se esfuerzan día a día para conseguir un merecido puesto de trabajo. Tenemos que sabernos vender, ser proactivos y hacernos valer si queremos que nos contraten, sobretodo en estos tiempos. Un saludo a tod@s.”
En Web 3.0 y Redes Sociales: diseño, programacion, marketing y publicidad. Socios, trabajos, sobre el debate De verdad, LinkedIn está para usarlo de otra manera:
Leandro F.: Buen artículo que abre a un interesante debate. Permíteme que juegue a «abogado del diablo» por un momento. Entiendo tu posición, Antonio, pero creo que también hay un reverso de la historia. No hablemos de los casos en que los candidatos hablan, como tú dices, «en lenguaje móvil» (me gustó mucho esa definición!), ni aquellos que son tan «importantes» que pareciere que no precisan del trabajo que ofreces. Hablemos de los que sí lo necesitan. Tenemos, por un lado, a los que les falta experiencia y no saben cómo expresar su interés. Todos en algún momento pasamos por esa etapa. Por otra parte, y a éstos quería referirme especialmente, tenemos a los que ya tienen cierto recorrido y ha aprendido a los golpes que demostrar demasiado interés, puede volverse en contra cuando haya que negociar condiciones. Son los mismos que han presentado propuestas antes de ser seleccionados y, pese a que no han sido elegidos, sus propuestas han sido implementadas… por otros. Mi punto es que, si buscamos un perfil determinado, esperamos que la «inversión» de interés sea puesta por el lado del aplicante. Tú dices que escribes con mucho cuidado y hasta cariño el anuncio de búsqueda de personal, pero… es suficiente?”
En Asociación Española de Responsables de Comunidades Online, sobre el debate De verdad, LinkedIn está para usarlo de otra manera:
Alfonso P.: “Sólo por el título merece la pena la lectura :DD”
Pedro H.: “No leí tu artículo Antonio, pero me parece fantástica tu respuesta. Saludos.”
Cecilia M.: “Me he leído los 2 artículos y estoy totalmente de acuerdo contigo. No importa las herramientas que utilices para promocionarte, linkedin,twitter,facebook,etc, si a la hora de mostrar tu personalidad dejas que sean esas heramientas las que hablen por ti…. Saludos”
En Comunicación 2.0, sobre el debate Hay que dejarse de tonterías:
gerardo g.: “No me sorprende nada lo que escribes en este artículo, sólo es necesario mirar por la ventana para ver de qué somos capaces las personas. El respeto hacia los demás y hacia uno mismo se ha evaporado como el alcohol puro. Para muchos, la libertad es hacer lo que a uno le viene en gana sin tener en cuenta la consecuencias hacia los demás. Así van las cosas Saludos”
 En Comunicación 2.0, sobre el debate De verdad, LinkedIn está para usarlo de otra manera:
Juan Jesús M.: “Estoy de acuerdo contigo en algunas cosas. Por ejemplo, es verdad que a veces la gente no se esfuerza lo suficiente por poner toda la información. O que habrá gente que no redacte bien sus candidaturas.¿Pero tal vez no te has preguntado que mucha gente esté cansada de esforzarse por hacer una buena candidatura, se esfuerce por hacer una carta de presentación, un buen CV, e incluso lleve el currículum en mano, a todo color,bien presentado y luego lo tiren a la basura o ni siquiera les contesten para darles gracias por su interés? Hoy día hay tal falta de interés o de sensibilidad por la mayoría de las empresas que los candidatos están desencantados. Y ese punto de vista también hay que tenerlo en cuenta. Además pienso que la empresa también está interesada en contratar a alguien ¿no?, no sólo es el candidato el interesado. El problema es que como las empresas están mal acostumbradas a que haya candidatos a patadas, tampoco muestran todo el interés que los candidatos merecen. Yo he estado en entrevistas en las cuales el entrevistador ni se había preparado la entrevista o ni siquiera se había leído el CV al completo. Incluso saltándose puntos importantes. Y te aseguro que mis CV’s son muy claritos. Es decir, hay pasotismo por los dos lados(candidatos y empresas). Respecto a Linkedin, claro que sirve para que las empresas te tengan en cuenta. Si luego la empresa no se molesta en contactar contigo, al supuestamente interesarle tu perfil…En Linkedin hay herramientas y apartados para obtener toda la información laboral que le empresa necesita,incluso pueden descargar tu CV íntegro en distintos formatos. Me extraña que tú,precisamente no sepas esto. Por último,permíteme decirte que el diseño de tu página es muy mejorable(no te lo tomes a mal) Si necesitas asesoramiento, me postulo para que puedas disfrutar de mis servicios 😉 Para que digas que la gente no se vende. Un saludo”
En Online Community Manager España, sobre el debate De verdad, LinkedIn está para usarlo de otra manera:
Alberto P.: “Te he leído en tu Blog (suelo pinchar en cada link que veo y así nunca dejo de descubrir cosas) y me he despistado. Ahora he de salir corriendo….pero te he dejado comentario alli. Gracias.”
En Periodistas por los Derechos Humanos, sobre el debate Hay que dejarse de tonterías:
Carmina de la Asunción M.: “Estoy completamente de acuerdo contigo. Siempre me han sorprendido esas respuestas a ofertas de empleo.”
En PinkSlipParty, sobre el debate Hay que dejarse de tonterías:
Leire G.: “HOla. Me gustaría romper una lanza en favor de los candidatos «torpes»: 1- muchas veces el reclutador en Linkedin NO incluye dirección donde se pueda mandar el CV. Personalmente no me gusta dejar mi presentación en un lugar público. Sólo queda preguntar y ponerse a disposición del otro. 2- Cuando empecé a buscar trabajo pensaba que yo debería saber hacer MI trabajo y el reclutador el suyo, pero desgraciadamente la experiencia me ha demostrado que YO tengo que saber de todo. Aparte de un CV bien hecho, lógicamente responsabilidad del candidato, el reclutador debe tenerlo todo fácil: debes convencencerle, debes imaginar lo que quiere, debes contárselo bonito, tienes que saber qué técnica está utilizando para reclutarte, debes saber cómo responder a sus preguntas comprometidas, debes inspirar confianza, debes transmitir actitud… Supongo que es la consecuencia de una oferta muy superior a la demanda pero me parece que, a veces, se le pide mucho más al candidato que al reclutador.”
En PinkSlipParty, sobre el debate De verdad, LinkedIn está para usarlo de otra manera:
Paco T.: “Hola ANTONIO, estoy de acuerdo contigo siempre y cuando la DPT sea clara y concisa (esto incluye que ponga la ciudad del trabajo, una «role description» más o menos amplia, unas «main duties» igualmente más o menos espcificadas… pero, por supuesto, una dirección de correo electrónico con la que contactar -o una web y/o un teléfono-) Pero al igual que «criticas» el que pongan (o pongamos, porque en los casos en los que no pone nada de lo anterior no hay otra forma de saber nada más del puesto) consulta mi perfil en LinkedIn para ver si te cuadro para el puesto, deberías igualmente criticar a todos aquellos que «reclutan» desesperación de la gente y que nunca llegan a contestar, con la sensación entre los que sabemos un poco del tema de RRHH que lo que quieren hacer es una base de datos curricular de perfiles o, incluso, casos mucho más sangrantes, de perfiles que publican ofertas muy base, sin DPT, y que exigen que les invites a tu red de contactos para que te «amplíen la información», y de esa forma, pasar de 200 a más de 500 contactos en 15 días como conozco algún caso reciente (y que creo que sigue activo por grupos como el de INFOEMPLEO!!!) Yo te pregunto: Para que sirve un perfil de LinkedIn actualizado a los RRHH y reclutadores??? para ver que se mueven por la red, para corroborar que lo que pone en CV es cierto, para ver las recomendaciones profesionales, …???  Lo que yo veo es que falta HUMANIZACIÓN, Hay mucho alarde de Criba Curricular en/de los perfiles, pero poca entrevista de trabajo (o de conocimiento o desvirtualización de las personas). Amigo Antonio, hay que mirar (y criticar) ambos lados del cuento… Salu2:”
Leire G.: “Estoy de acuerdo con Paco T…”
Seguro que hay más, para mejor y para peor. Pero no quiero abusar y convertir esto en una epístola larga y… Aunque muchos comentarios son bien interesantes.
Gracias a todos por participar y por dar una opinión sobre todo esto. Muchas las comparto. Otras, no las entiendo.
Para mí –quizás es que soy demasiado perfeccionista-, es muy importante guardar las formas. Creo que no me tiene que importar cómo promueva o anuncie una empresa su oferta. Si veo que no da demasiada información, habré de deducir que seguramente no tiene muy claro lo que quiere, y por ende, tampoco sabrá qué quiere pagar a quien realice la tarea que el puesto tiene asignada. Así que seguramente ni me molestaré en apuntarme.
Y si la oferta está bien descrita (que es el caso que nos ocupa, puesto que los comentarios de los que hablo en los anteriores artículos se realizaron a raíz de una oferta que publicó la empresa en la que estoy actualmente, y contaban con la suficiente información de contacto como para remitir el currículo y la carta de presentación). No veo razón para que se actúe por parte de un candidato de la forma en que he leído. Lo único que han conseguido esas personas es que no se las tenga en cuenta. Y me da lástima por ellos. Igual hubieran podido optar al puesto. No lo sé. Tampoco llevo el proceso de selección. Pero lo que sí que sé que es que se evalúan los currículos que se reciben en la dirección de correo proporcionada por la empresa. Que para eso está.
De nuevo, gracias a todos por hacer de estos artículos, esencia viva de la discusión y de la disquisición.
Entrada del 15
Es noviembre
Año 3
2011

#TheSocialMediaLab ofrece servicios de consultoría y de formación en redes sociales. Infórmate de los cursos en . Si quieres informarte de nuestros servicios, entra en http://www.contactme.com/4ded560c3842590001006cbb/embed.

Si buscas empleo, mi ebook te ofrece ‘Cómo usar las redes sociales para conseguir un empleo’. Puedes descargarlo en http://www.bubok.es/libros/216096/Como-usar-las-redes-sociales-para-conseguir-un-empleo.

The following two tabs change content below.
Consultor y Estratega en Social Media y Marketing Digital. Mentor en redes sociales y marca personal. Escritor. Conferenciante. Formador. HootSuite Ambassador Lat-Am y España. Profesor de comunicación digital y marketing digital. Director de formación y profesor en Escuelas de Negocio y centros de estudios. Asesor de empresas en las Cámaras de Comercio de la Comunidad Valenciana.

QUÉ DICEN DE MÍ MIS CLIENTES

Nos interesa tu opinión. Déjanos tu comentario (gracias)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta entrada tiene un comentario

  1. Del Puerto

    Hola Antonio, he leido atentamente tus artículos sobre linkedin y ciertamente me han gustado, aunque obviamente hay muchos mas matices.
    Mi experiencia, es que esta red, que tiene un sinfin de cosas buenas, en cuanto a contactos, artículos interesantes, opiniones, experiencias etc. y ciertamente no siempre le sacamos el potencial que se puede. En mi caso, creo que por un exceso de pudor, mi perfil, experiencia y estudios apenas están completados, se que hago mal, y siempre digo, cualquier dia lo hago, pero es que después de ver perfiles, de compañeros o ex-compañeros que eran «del montón», o incluso «mediocres», o simplemente normales sin destacar por alguna característica en particular, y ver la descripción de sus habilidades, la descripción de sus puestos, las cosas que dicen haber hecho, me quedo perpleja y si me han quitado las ganas…. En algún caso, incluso he compartido empresa con la simbiosis de Einstein, Steve Jobs, Obama y nadie nos habiamos dado cuenta……
    Ah! tampoco me quiero olvidar las recomendaciones, muchas no son sinceras sino sacadas de cualquier manual, sin olvidarme, que en algunos casos, las han escrito los propios interesados y se las han dado algún amigo para que las escriba.
    Se que esta parte negativa que describo, no es lo habitual, pero si yo fuera seleccionador, descartaría por principio a los «super-super» y entre éstos y los parcos en palabras, no se, en principio ninguno, porque la virtud está en el término medio.
    Por último, me ha gustado mucho los tres artículos porque eres claro, y conciso.

    Gracias y un saludo.