Tal día como hoy…

Os voy a contar algo. Hace tres años iniciaba un proyecto personal. No tenía muy claro hacia dónde quería ir, pero sí hasta dónde llegar. Poquito a poco fui impulsando un blog con mis palabras. Fui creando toda una red de amigos con mis redes sociales. Fui hilvanando y tejiendo una compleja trama de relaciones humanas que hoy ha desembocado en lo que soy.

Tres años hace ya desde que iniciara un periplo del que no sé, a día de hoy, qué me va a deparar. Sí que tengo claro que he de poner mis conocimientos al servicio de otros. Fundamentalmente de aquellos que me necesiten. Y también tengo claro que la docencia y la formación son dos de las áreas a las que quiero destinar el resto de mi vida.

Soy bueno enseñando. Lo digo yo y lo dicen quienes han estado conmigo en las aulas. Quienes han aprendido, y quienes se han divertido asistiendo a mis clases.

Las ha habido de redes sociales. Las he impartido sobre oratoria y comunicación. He largado alguna que otra pelota con mi pala de pádel. Pero sobre todo siempre he tenido alumnos contentos que han agradecido de corazón el haber compartido conmigo momentos y conocimientos.

Estamos en momentos de cambios. La sociedad necesita un impulso. Dar un salto cualitativo hacia adelante. Quiere sentirse valorada y útil. Y para ello, los formadores somos engranajes fundamentales.

A mí me gusta formar parte de esto. Bien como profesor de Administración de Medios Sociales (Social Media Management), o de Gestión de Redes Sociales aplicadas a… Lo importante no es cómo se llame al perro. Sino que te haga caso cuando le llames. Y lo que procuro es que quienes asisten a mis clases, además de aprender, crezcan, y se sientan parte de todo lo que les rodea. Que no se vean ajenos a lo que les va a tocar hacer cuando termine el curso al que asistan.

La formación, hoy en día, es fundamental. Y lo digo yo. Que en mis tiempos mozos renegaba de cualquier educación porque lo que veía en la tele le satisfacía suficientemente como para poder salir delante de cualquier situación.

Los tiempos cambian. Las cosas, también. Y muchas veces, situaciones angustiosas pueden llevar a cualquiera a la desesperanza o a asunción de que no queda más alternativa que hacer las cosas sí o sí.

Y termino con una cita de Soren Kierkegaard:

Nadie puede saber lo que un hombre desesperado está dispuesto a arriesgar”.

Hoy es 2011-11-02. O lo que es lo mismo 20111102. Hace cuarenta y tantas primaveras desde que viniera al mundo, y como dice mi media naranja, es un privilegio haber compartido y compartir los malos, lo mediocres, los pasables, los buenos, pero sobre todo los mejores momentos de mi vida, con vosotros.
Os espero al otro lado del atril. Atentos a la siguiente sentencia que diga.

Entrada del 2
Es noviembre
Año 3
2011

The following two tabs change content below.
Consultor y Estratega en Social Media y Marketing Digital. Mentor en redes sociales y marca personal. Escritor. Conferenciante. Formador. HootSuite Ambassador Lat-Am y España. Profesor de comunicación digital y marketing digital. Director de formación y profesor en Escuelas de Negocio y centros de estudios. Asesor de empresas en las Cámaras de Comercio de la Comunidad Valenciana.

QUÉ DICEN DE MÍ MIS CLIENTES

Nos interesa tu opinión. Déjanos tu comentario (gracias)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.