Semana desapacible de lluvia y frío

Os voy a contar algo. Me da la sensación de que estoy ante la semana más desapacible que he vivido en Castellón capital. Lo bueno es que el viento no azota vertiginosamente la fachada de mi casa, como sí sucedía cuando vivía en Benicàssim. Continúo con mis quehaceres cotidianos, ahora un poco atravesados por el agua.
Salir con Lucca de paseo no se me hace nunca pesado. La verdad es que me divierto mucho con él. He descubierto un lugar en el que puedo dejarlo correr a sus anchas, y ya hemos dispuesto una estrategia que seguimos a rajatabla cuando la ejecutamos.
El recinto es un solar vallado. Cuenta con una abertura en la verja que permite que Lucca baje de un salto medio metro hasta el suelo. Allí tiene toda la hierba que quiere. Puede olisquear tranquilamente, y masticar y deglutir la hierba cuando quiere purgarse. Cosa que hace bastante a menudo.
Cuando acaba de hacer su ronda por las cercanías, empieza el juego. Habitualmente me quedo pendiente de él, para ver qué hace. No porque vaya a hacer nada raro. Todo lo contrario. Espero pacientemente a que termine, porque sé que en cuanto lo haga saldrá corriendo con una sonrisa en la boca hasta la siguiente abertura unos cincuenta metros más adelante.
Él sabe que yo le observo, y que comenzaré a correr en cuanto él lo haga.
Yo sé que no puedo descuidarme, porque en cuanto me mira, sale disparado y si me despisto, terminará ganándome y llegará antes que yo. Cosa que no siempre consigue porque le solar cuenta con un desnivel importante, un escalón de un metro que tiene que bajar, y pasado este escollo la vegetación se espesa y hay enormes plantas que tiene que sortear a saltos.
Eso me da tiempo suficiente para llegar antes que él, la mayoría de las veces.
Y hoy hay mucho barro. Así que no ha podido correr demasiado. Pero se he divertido de lo lindo.
Lo siguiente que me preocupa es llegar hasta mi lugar de trabajo.
No soy trabajador en activo. Por el momento. Pero hasta que cuente con punto de conexión en mi casa (cuando mis ingresos me lo permitan) debo de salir cada mañana y cada tarde hacia la biblioteca de la calle mayor de Castellón. Mi puesto de trabajo.
Cada mañana hacia las nueve y media de la mañana doy los buenos días a las cuatro chicas y un chico que trabajan allí. Subo hasta la primera planta. Esto ya os lo he contado en otros post. Allí entro en una sala dividida en dos zonas. Una de ellas alberga en estanterías todos los libros disponibles en esa biblioteca. La otra, cuatro mesas en las que los usuarios podemos leer, depositar nuestros portátiles y conectarnos a la red el tiempo que queramos para trabajar, consultar referencias…
El frío de esta semana ha hecho que aumente el número de usuarios de esta sala. Habituales somos dos personas que hacemos un poco lo mismo: buscar trabajo a través de Internet. El resto son estudiantes, desempleados, lectores empedernidos. Todos ocasionales.
Aunque la tendencia está cambiando.
Es lo que tiene el frío invierno, y el cambiante tiempo que estamos experimentando. Hay ganas de que llegue el sol y el aumento de las temperaturas.
En mi caso, lo prefiero porque me resulta incómodo tener que salir de casa con un abrigo para tener que volver con él bajo el brazo, cuando hace calor. Y lo peor, es salir por la tarde sin él, y echarlo de menos a mi vuelta a casa, con el frío y la humedad de la noche.
La primavera y el verano tienen eso de agradable, además de las altas temperaturas. La estabilidad del tiempo y el no tener que echar en falta ninguna prenda ni al entrar ni al salir de ninguna parte.
Estamos a jueves y es una semana desapacible de lluvia y de frío. Y me preocupa que continúe así porque mi portátil lo llevo en una mochila que no es impermeable. Lo llevo cada día a mi espalda, y si bien el frío no le afecta demasiado, el agua puede ocasionar su autodestrucción. Y tendría que decir adiós a una herramienta que me es fundamental para poder desempeñar mis responsabilidades diarias.
La biblioteca como lugar estratégico en el que bullen mis ideas sobre empleo, formación, asesoramiento, coaching, pádel, y trabajo.
La imagino como un café literario a imagen y semejanza de otros en donde se crearon grandes obras de la historia mundial. Aquí lo que falta es el café (prohibido subir bebidas) y el talento universal.
Digamos que me conformo con ser talento local. Y de no serlo, al menos saber que soy reconocido por quienes me necesitan.
Aunque en mi caso, ni el frío, ni la nieve, ni el agua ni el viento harán que falte a mi cita diaria.
Nos vemos en la Biblioteca.
Entrada del 10.
Es marzo.
Año 2.
2011

#TheSocialMediaLab ofrece servicios de consultoría y de formación en redes sociales. Infórmate de los cursos en . Si quieres informarte de nuestros servicios, entra en http://www.contactme.com/4ded560c3842590001006cbb/embed.

Si buscas empleo, mi ebook te ofrece ‘Cómo usar las redes sociales para conseguir un empleo’. Puedes descargarlo en http://www.bubok.es/libros/216096/Como-usar-las-redes-sociales-para-conseguir-un-empleo.

The following two tabs change content below.
Consultor y Estratega en Social Media y Marketing Digital. Mentor en redes sociales y marca personal. Escritor. Conferenciante. Formador. HootSuite Ambassador Lat-Am y España. Profesor de comunicación digital y marketing digital. Director de formación y profesor en Escuelas de Negocio y centros de estudios. Asesor de empresas en las Cámaras de Comercio de la Comunidad Valenciana.

QUÉ DICEN DE MÍ MIS CLIENTES

Nos interesa tu opinión. Déjanos tu comentario (gracias)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.