Reglas de compromiso

Os voy a contar algo. Las cosas no suceden porque sí. El agua de un río no vierte al mar porque se haya acabado su camino. Su vida continúa, compartiendo la de muchos otros ríos que empezaron, como él, a hacer océano. De alguna forma, cada uno de nosotros, como individuos, formamos parte de un todo. Se llame sociedad, red global o lista del paro. Desde este foro público, Mío, pero de todos, me animo a escribiros cada día para ser el espejo de vidas paralelas a las mías.

Las cosas no suceden porque sí.

Los cambios, tampoco.

Pero a veces son tan repentinos que hacen tambalear todo tu derredor.

En esas estoy yo.

Os cuento.

Mi vida pende de un… Piso. ¡Ja!

Hace unas semanas me planteaba la posibilidad de vivir a lo Mel Gibson, en una caravana con mi perro.

Hoy puedo pensar en tener algo menos bucólico.

El paradigma de #empleo es lo que tiene.

Un día estás notas la presión de todo el universo sobre tu pecho.

Otro quisieras poder tenerlo lejos y no sentir esa agonía.

Siempre he defendido la #formación, la #perseverancia y el #altruismo.

Nada hay mejor que promocionarse a coste cero.

Que darte a conocer, sin esperar nada a cambio.

Ser al mismo tiempo informante e informando.

Compartir conocimiento.

Que es algo que, además de no tener precio, extraña esta sociedad.

Las redes sociales son un vasto medio para cualquier cosa. Desde promocionar frases con sentido, a publicitar productos consentidos.

Cada cual puede verse reflejado en esta tupida red como persona o como producto.

Yo soy de los que prefiere ser persona, y ser imagen en la que otros se fijen.

Al menos, mientras lo que cuente sea de interés para la mayoría.

Mi parecer es que de todo esto se puede sacar conocimiento.

Que hay provecho.

Y más, cuanto más se comparta.

Pero hay que ser perseverante, ordenado y meticuloso.

Hay que tener compromiso para obtener los resultados adecuados.

Hay que establecer unas reglas que nos delimiten el camino.

Porque el ser humano se caracteriza por ser un animal de costumbres.

Necesitamos crear hábitos.

Seguir tendencias.

Capturar modas.

Creemos nuevas.

Seamos dueños de nuestro destino.

Del propio.

Forjemos unas pautas, unas normas.

Fijemos una ruta que nos ayude a cumplir nuestro objetivo.

En apenas las ocho horas que he tardado en escribir este post, entre viaje y viaje, reunión, charleta con amiga y partida de pádel, mis necesidades han experimentado un giro de ciento ochenta grados.

Cuento con piso.

Mi vida no pende.

Bueno, depende.

Me turban ahora otras preocupaciones.

Como a todos, supongo.

La paradoja o la moraleja es que siempre necesitamos preocuparnos por algo para sentirnos vivos.

Lo malo es cuando esa fijación se convierte en espina dorsal.

En el eje vital de nuestro quehacer cotidiano.

De ahí las reglas.

De ahí el compromiso.

De ahí el que insista en que llevemos las riendas de lo que queremos ser, hacer y parecer.

Y no rendirse.

Nunca.

Jamás.

Entrada del 25.
Es enero.
Año 2.
2011


#TheSocialMediaLab ofrece servicios de consultoría y de formación en redes sociales. Infórmate de los cursos en . Si quieres informarte de nuestros servicios, entra en http://www.contactme.com/4ded560c3842590001006cbb/embed.

Si buscas empleo, mi ebook te ofrece ‘Cómo usar las redes sociales para conseguir un empleo’. Puedes descargarlo en http://www.bubok.es/libros/216096/Como-usar-las-redes-sociales-para-conseguir-un-empleo.

The following two tabs change content below.
Consultor y Estratega en Social Media y Marketing Digital. Mentor en redes sociales y marca personal. Escritor. Conferenciante. Formador. HootSuite Ambassador Lat-Am y España. Profesor de comunicación digital y marketing digital. Director de formación y profesor en Escuelas de Negocio y centros de estudios. Asesor de empresas en las Cámaras de Comercio de la Comunidad Valenciana.

QUÉ DICEN DE MÍ MIS CLIENTES

Nos interesa tu opinión. Déjanos tu comentario (gracias)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.