Reflexiones para leer «Tú mejor que nadie»

El talento es una de las cualidades de los profesionales que más se olvidan y que menos se tienen en cuenta a la hora de contratarlos para desempeñar un puesto de trabajo. Se menosprecia. Se sobrestima. Pero sobre todo se le tiene por una amenaza más que como algo positivo y a tener en cuenta en la empresa.

Creo que el principal problema de la sociedad actual es que se le tiene miedo al profesional cualificado. Se le teme porque la mayoría de las empresas no quieren reconocer que dicho talento tenga valor. Y no se hace, porque en caso contrario, el coste de dicho profesional podría dispararse. Así que, se admira a la persona pero no se le tiene en cuenta profesionalmente. No se aprovechan sus cualidades, y casi siempre se le pone en tela de juicio para menoscabar su autoestima, para menospreciarlo, restarle valor, y conseguir que se integre a la fuerza en un engranaje de debe de funcionar por sí mismo: la empresa. Aún a riesgo de perder ese valor añadido que podría haber conseguido marcar la diferencia y conseguir que destacara (la empresa, no el profesional).

El talento se minusvalora. Mi propia experiencia así lo dicta. Pero también, algunas empresas en las que he desempeñado tareas, y donde no han querido ver el potencial de hacer las cosas como pudieran haberse hecho. Se tiene miedo del talento. Se tiene miedo del triunfo personal. Se busca el gregarismo y la condescendencia. Y se evita a toda costa favorecer el crecimiento personal y profesional, por riesgo o temor a que luego nadie pueda abandonar la empresa buscando nuevos aires y nuevos retos. Nuevos sueldos y salarios. Nuevas condiciones laborales, siempre a mejor. Se tiene miedo de la marca personal. Se tiene miedo de la diferencia.

Se tiene miedo del exceso de experiencia. Se buscan mentes que puedan limpiarse y dejarse en blanco. No se buscan a profesionales que puedan aportar conocimiento. Sino a aquellos a quienes se pueda aleccionar y orientar. Y si pueden no aportar nada nuevo, mejor. No sea que a la larga pidan a cambio un aumento de sueldo y ante la negativa quieran buscar otros horizontes. Será que si se busca fuera es porque no se encuentra dentro de la propia organización. Por que de tenerse en casa, normalmente nadie busca afuera lo que sabe con seguridad que va a encontrar adentro.

El talento está de moda. Lo digo yo. Y me secundan muchas de esas personas que quieren demostrar que valen para algo más que para lo que están. Y que si por ellos fuera, las cosas no sólo no irían a mejor, sino que ya iba siendo hora de ello.

Os dejo con el artículo que he publicado para Talentous.com en su blog.

Entrada del 16
Es Abril
Año 3
2012


#TheSocialMediaLab ofrece servicios de consultoría y de formación en redes sociales. Infórmate de los cursos en . Si quieres informarte de nuestros servicios, entra en http://www.contactme.com/4ded560c3842590001006cbb/embed.

Si buscas empleo, mi ebook te ofrece ‘Cómo usar las redes sociales para conseguir un empleo’. Puedes descargarlo en http://www.bubok.es/libros/216096/Como-usar-las-redes-sociales-para-conseguir-un-empleo.

The following two tabs change content below.
The #Social is a game I like to play. Come and join. Lets make it work together. Centramos los esfuerzos en ayudar a las PyMEs a relacionarse con sus cliente por Internet, redes sociales. Consultoría en redes sociales y en Social Media. Agencia de social media, especialista en marketing online para llevar a tu negocio al siguiente nivel, en diseño web, posicionamiento web, redes sociales y publicidad en buscadores.

QUÉ DICEN DE MÍ MIS CLIENTES

Nos interesa tu opinión. Déjanos tu comentario (gracias)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta entrada tiene un comentario

  1. Unknown

    El talento es un concepto muy escurridizo, pero tiene un valor indudable. Es algo asi como el concepto de «goodwill» en una empresa. Por ejemplo, ?cuanto vale una buena marca de algun producto?

    Pienso que el talento florece al maximo cuando se dan tres circunstancias:

    1) Cualidades innatas.
    2) Formacion y/o practica en el campo de que se trate.
    3) Que la actividad de que se trate le guste a la persona.

    Creo que las tres se necesitan en cierta medida. Y creo que la abundancia de alguna de ellas puede «tapar» carencias en alguna de las otras.

    Antonio, no creo que el talento se maltrate en todas partes. En España somos dados a ello porque tenemos una forma de hacer un poco tiranica. El jefe es el jefe y al jefe nadie le tose. Y la gente muy buena hace quedar mal al jefe jerarquico.
    Yo vivo en Inglaterra (desde hace tiempo) y pienso que aqui las cualidades se valoran mucho mas. Los negocios no se llevan al terreno de lo personal y si aportas a la empresa, la empresa suele recompensarte.