¿Qué ‘profesionales’ manejan las redes sociales?

Os voy a contar una cosa. No me muerdo la lengua y no me gusta esconder lo que pienso. Me considero una persona íntegtra. Para nada perfecta, pero sí perfeccionista. Sincera. A la que le gusta ir con la verdad por delante, y dejar bien claro en qué consiste su trabajo y de qué manera va a realizarlo. Luego, espero que me lo valoren por mis conocimientos, y por mis resultados, por supuesto. Pero no me veréis nunca dejar mi trabajo a medias. Y mucho menos, no haberlo visto comprobado dos y tres veces antes de estar seguro de que todo marcha como debe de hacerse.

Me acabo de topar en Facebook con una página que me ha llamado la atención. Es como muchas de las que hay en esta red social. Se la ve trabajada en los contenidos, y que usa de una herramienta en particular que detesto (y no lo escondo) por que creo que no se usa como se debiera. Sobre todo teniendo otras utilidades como IFTTT, que te permiten publicar los mismos artículos que la dotan de contenido, directamente de la página de Vodafone, mediante las RSS, y sin necesidad de recurrir a programación alguna.

En el día de hoy, creo que lleva ya como tres días activa. Con su landing page (o página de bienvenida) inútilmente configurada, ya que sus gestores han habilitado el nuevo diseño en pruebas de las páginas de Facebook, que la deshabilitan por completo, y que parecen desconocer que las nuevas pestañas se pueden configurar para editar las thumbnails que van asociadas por defecto a la aplicación que las instala. En este caso, aparece una ‘i‘ de información, asociada a un mal denominado ‘welcome‘. Quiere decirse que quien la ha programado ni se ha molestado en cambiar el título de la página que supuestamente ha de servir de bienvenida, para llamarla simplemente ‘Bienvenidos‘.

Con lo que no me termina de quedar claro a qué tipo de público se dirige. Pero más aún, me pregunto para qué puede servir una pestaña de bienvenida, si con el nuevo diseño de las páginas de fans de Facebook (siempre que no usemos sus medios de pago por publicidad), son totalmente inútiles. Quiero decir que, con este nuevo formato, las landing pages sólo van a tener sentido para aquellas empresas que destinen dinero a los adwords y page ranks generados por la propia publicidad contratada directamente a Facebook. Y esto va a ser así porque sólo las que paguen verán activada una opción para seleccionar qué pestaña quieren que sea la que se configure como la de inicio. Todo lo demás, es trabajo hecho para nada.

Pero, visto el esfuerzo de quien la ha diseñado, me entretengo en ver un poco en qué ha consistido todo el trabajo que se ha invertido en la confección de esta página de bienvenida al uso. Y para muestra, me he permitido sacar unas capturas de pantalla de la misma para que no hayan malos pensamientos, ni se induzca al error.

Lo que veo es una landing page, sencilla, pulcra, y breve. Concisa. Toda la información la hemos de encontrar en el interior. En la zona de Información de la propia fan page (supongo). Que es lo que me sugiere el mensaje sucinto y claro que me encuentro a breves centímetros del ‘Me gusta’, que aparece algo movido con respecto al lugar que debiera de ubicarme la flecha diseñada para tal uso. Sin embargo, del diseño, apercibo que hay dos elementos más a tener en cuenta en la parte inferior, bajo el logo de la marca Vodafone. Dos pestañas de información adicionales que me invitar a ir a descubrir ‘info‘ y ‘contact‘. Lo de ‘info‘ puedo llegar a comprenderlo, porque como abreviatura de información, me da la suficiente concreción como para determinar que lo que me voy a encontrar ahí es eso. Pero para mi desgracia, cuando hago ‘click’ en dicha opción, me encuentro con un despropósito aún mayor.

Algo referente a una tal Rossie Edwards, una maquilladora independiente y profesional con residencia en Sheffield, Inglaterra. Una información que descuida bastante la imagen de marca que debiera de transmitir esta página vinculada a la empresa Vodafone, e identificada en uno de los mayores distribuidores de la compañía de telefonía móvil, en cuanto a servicios, en la Comunitat Valenciana. No sé. Realmente, ¿es todo esto necesario? ¿Qué tipo de personas son las que tienen en sus manos la responsabilidad de representar a una marca determinada en Internet para dejarla en tan alta estima? ¿Son conscientes del daño que pueden causarle a ésta o a cualquier otra marca? ¿De la repercusión que todo esto puede tener en las redes sociales?

Comentaba que podía entender lo de ‘info‘, como abreviatura. Pero en un país en el que la lengua ya es motivo de discusión, aceptar ‘contact‘ como animal de compañía, me parece excesivo. Sobre todo porque toda la información que nos encontramos dentro del supuesto formulario de contacto se mantiene en inglés. Y no me arriesgo a comprobar si funciona o no. Aunque los enlaces que supuestamente debieran de vincular a Facebook, LinkedIn y Flickr, están… Desactivados.

Así que nos encontramos con una página de fans de Facebook, que sospecho lleva al menos tres días activa; que presumo habrá sido encargada y pagada para su gestión y tratamiento bajo unos emolumentos previamente pactados; y, que intuyo ha sido publicada, sin control, ni supervisión (o con una vigilancia negligente), y sin acatar mínimamente una tratamiento que respete la marca de la empresa a la que está representando.

Finalmente, me permito hacer un alegato. Las páginas de fans, ¿para qué sirven? Si las contrata o las solicita una empresa, ¿su fin no es el de generar negocio? O, ¿acaso el fin último es el de justificar un elevado número de fans que ratifique a sus gestores sociales como el máximo exponente de su trabajo en las redes sociales?

Mi opinión es que han de generar negocio, siempre. A la larga y a la corta. Que el contar con un elevado número de fans cuya conversión en clientes sea baja o nula, implica una catástrofe en la gestión del ROI del Social Media. Que hay que buscar admiradores y fans interesados en la marca, en contra de buscar, captar y reclutar, además de invitar a las amistades de sus propios perfiles personales a que se unan a las páginas que ellos gestionan por el mero hecho de justificar un elevado número de seguidores (si mi perfil personal tiene cinco mi amigos debo de ser el mejor Community Manager del mundo porque si les invito a todos ellos, a cada una de las páginas de fans que tengo, en todas tendré cinco mil fans. ¡Olé!).

Fans que acabarán siendo polvo, humo, y un mero juego de manos, quimérico, que destruirá la marca representada, arruinará el modelo de negocio utilizado en esa red social. Y, además, le imprimiremos el sanvito y la etiqueta sempiterna de que quien gestionó esas redes por primera vez hizo flaco favor a la empresa.

Yo defiendo el trabajo concienzudo, la perseverancia, la constancia, el valor de un producto por su capacidad de atraer clientes, por su magia, por su fuerza. Es un camino más complicado. Sí. Pero los beneficios se mantienen a largo plazo, fidelizan a los clientes y garantizar un retorno de la inversión seguro y real.

Algo que, en definitiva, buscan todas las empresas. ¿Para qué si no hacen negocios o los buscan en las redes sociales?

Entrada del 08
Es marzo
Año 3
2012


#TheSocialMediaLab ofrece servicios de consultoría y de formación en redes sociales. Infórmate de los cursos en . Si quieres informarte de nuestros servicios, entra en http://www.contactme.com/4ded560c3842590001006cbb/embed.

Si buscas empleo, mi ebook te ofrece ‘Cómo usar las redes sociales para conseguir un empleo’. Puedes descargarlo en http://www.bubok.es/libros/216096/Como-usar-las-redes-sociales-para-conseguir-un-empleo.

The following two tabs change content below.
Consultor y Estratega en Social Media y Marketing Digital. Mentor en redes sociales y marca personal. Escritor. Conferenciante. Formador. HootSuite Ambassador Lat-Am y España. Profesor de comunicación digital y marketing digital. Director de formación y profesor en Escuelas de Negocio y centros de estudios. Asesor de empresas en las Cámaras de Comercio de la Comunidad Valenciana.

QUÉ DICEN DE MÍ MIS CLIENTES

Nos interesa tu opinión. Déjanos tu comentario (gracias)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.