Poniendo a la venta algunos móviles y la moto. Renovatio

Os voy a contar algo. De los martes siempre se dice lo mismo… Que van después de los lunes. Aunque el refrán al que persistentemente recurro es ése de que en martes ni te cases ni te embarques. Quizás por eso que dicen de que no es bueno embarcarse en ningún proyecto, fuese del tiempo que fuera. Sin embargo, llevaba tiempo pensando en hacer lo que finalmente he hecho.
Lo Malo de la tecnología es que se te pueden ir acumulando los gadgets y, con el tiempo, llega un momento en que no saber qué hacer con ellos.
Es lo que me ha venido sucediendo desde que me hice usuario de telefonía móvil. Cada nueva compañía, un nuevo terminal. Y lo peor de todo es que con el tiempo, se me van acumulando móviles en cajones. Aparatos que con el tiempo van quedando obsoletos y parcos en tecnología. Aunque lo más inquietante, es el tamaño que descubres que tienen con el paso del tiempo.
La verdad es que no me molestaban demasiado. En el cajón acumulaban polvo mi HTC Tytn y un Nokia 5800 XPress Music. No los uso porque suelo llevar siempre conmigo una fina Blackberry 9000 y un conveniente Nokia N95. La primera para conectarme a Internet, el segundo para realizar las llamadas pertinentes.

Así que he estado mirando a través de Internet posibles vías para poder poner a la venta los dos terminales y deshacerme ya de ellos para siempre.

Al final he optado por la web de Zonzoo.es sobre todo por ser quienes me daban mayor cantidad de dinero como pago por ellos. A mí me quitan un peso de encima, y ellos supongo que harán buen negocio con el tema.
El caso es que ahora tengo en casa una multitud no muy grande, pero sí molesta, de accesorios que apenas sí que me sirven. Dejando a un lado los cargadores del Nokia, que ya parece que son casi universales para todos los modelos, las fundas, programas, accesorios y demás me toca comérmelos con patatas.
Bueno. Es lo que hay.
He pedido que vengan a recogerlos a mi casa bien el viernes que viene, bien el siguiente lunes. A ver qué tal se porta la empresa de mensajería. Aunque me da que me llamará fuera del horario que he seleccionado en la web, porque estas cosas siempre son así: lo que haya escrito en la web raramente coincide con las necesidades del cliente.
Tengo pendiente la puesta a la venta de otro objeto que ya no tiene cabida en mi vida.
Hará un par de años, más o menos, decidía convertirme en aficionado a las motos. Mi primera apuesta pretendía que me iniciara en el mundo de las dos ruedas de la mano de una moto asequible pero guapa. Potente pero que no me tirara al suelo.
Asesorado un poco por un amigo algo conocedor de estos temas, decidí adquirir una Daelim DayStar modelo Custom, de 125 cc. En el catálogo donde la encontré no parecía gran cosa. Pero cuando fui a verla en la tienda, ¡dios! Eso era enorme. Aproximadamente unos ciento sesenta o ciento setenta kilos de peso… Entre mis piernas… Eso se tiene que caer sí o sí, pensaba.
He pasado con ella casi dos años y medio. Pero ahora, me veo en la obligación de deshacerme de ella por lo que ya os he contado anteriormente (leed si no de nuevo esté artículo).
Ante la imposibilidad de hacer frente a una reparación cuyo coste veo desmedido para el precio de la motocicleta (me costó dos mil euros en 2008), hube de decir al taller que se metiera la moto por donde le cupiera. Y es que cuatrocientos euracos en piezas, sin contar la mano de obra, es demasiado para una moto que apenas se ha usado en dos años y medio.
Realmente, la usé el último año y medio con más asiduidad y con menos miedo. Y si contamos con que el primer año era de rodaje y no podría pasar de 60 kilómetros a la hora las veces que la cogía (puro aburrimiento)… Pues no sé, me da la sensación que me toman por pardillo o que la moto salió rana desde el principio y que nunca se quisieron hacer cargo de ella, como debieron.
Así que acudo a Segundamano y pongo mi particular anuncio en el que informo y trato de vender mi burra.
A la pobre bien la voy a echar de menos.
Y sobre todo la sensación de conducir con completa libertad por las carreteras de Castellón.
Lo que no echaré de menos será ese ruido extraño en su cárter y en otras zonas del escape, que nunca me pudieron resolver en el taller de Montesinos.
Ahora estoy a la espera de que alguna persona, en estos momentos de crisis financiera, quiera hacerse cargo de una motarra chula con la que disfrutar de la carretera.
Si yo pudiera pagar las reparaciones, de buena gana no me deshacía de ella. Pero para tener un vehículo en estado de semiabandono, sin poderlo usar, prefiero antes que llevarla al desguace, intentar ver si puedo encontrar a alguien que se interese por ella, y que le saque partido.
Lo que toca es renovarse.
Entrada del 15.
Es marzo.
Año 2.
2011

#TheSocialMediaLab ofrece servicios de consultoría y de formación en redes sociales. Infórmate de los cursos en . Si quieres informarte de nuestros servicios, entra en http://www.contactme.com/4ded560c3842590001006cbb/embed.

Si buscas empleo, mi ebook te ofrece ‘Cómo usar las redes sociales para conseguir un empleo’. Puedes descargarlo en http://www.bubok.es/libros/216096/Como-usar-las-redes-sociales-para-conseguir-un-empleo.

The following two tabs change content below.
Consultor y Estratega en Social Media y Marketing Digital. Mentor en redes sociales y marca personal. Escritor. Conferenciante. Formador. HootSuite Ambassador Lat-Am y España. Profesor de comunicación digital y marketing digital. Director de formación y profesor en Escuelas de Negocio y centros de estudios. Asesor de empresas en las Cámaras de Comercio de la Comunidad Valenciana.

QUÉ DICEN DE MÍ MIS CLIENTES

Nos interesa tu opinión. Déjanos tu comentario (gracias)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.