Las grandes cosas nacen de pequeños accidentes: Twitter como diario digital (Digital Newspaper)

Os voy a contar algo. Como periodista profesional, consultor y experto en comunicación de empresa, siempre he tenido en cuenta la máxima de que la información ha de sostenerse en fuentes fiables y fidedignas. En los viejos años de facultad, la Galaxia Guttemberg, los grandes iconos mediáticos estadounidenses y europeos, y las firmas de renombre y prestigio, señalaban siempre el camino a seguir para el éxito de la empresa periodística.


Siempre he sido consciente de que la comunicación (en cualquiera de sus vertientes) experimentaría una eclosión revolucionaria cuando Internet sacudiera sus cimientos.

De ahí, quizás, que llegado su momento, me interesara por dejar a un lado mi especialización en periodismo científico, y me pertrechara hacia la comunicación de empresa (la dos), y luego hacia los contenidos en Internet.

Pero siempre aplicando viejas teorías que sustentaban a los nuevos idearios.

Y funcionaba.

Sin embargo, la aparición de las nuevas redes sociales, su divulgación, extensión y amplificación han propiciado una nueva forma de entender la información.

Al menos, ésa a la que accede a diario el individuo de a pie.

Las redes sociales como Xing, LinkedIn, los blogs, Facebook, pero sobre todo las de microblogging como Twitter, permiten algo tan indiscutible como impensable hasta ahora.

O al menos, algo de difícil creación privada, y que al final se ha convertido en una realidad accidental:

Crear un medio digital (medio por media, de mass media -medio de comunicación-) en el que el usuario personaliza los contenidos que quiere conocer, mediante la selección de las fuentes a las que tiene acceso.

Pero no me refiero a fuentes oficiales, ni oficiosas, ni profesionales.

Hablo de la fuente misma en primera persona. De la esencia de la comunicación. Del interlocutor primigenio que mediante un canal directo interactúa con el receptor de forma directa y sin intermediarios.

Hablo de tener acceso de primera mano a la información verdadera, al emisor primero.

Hablo de elegir la información a la que quiero tener acceso gracias a personas, entes, organismos, empresas… A las que sigo.

Esto se da, sobre todo, en Twitter.

Donde en mi panel de mensajes de mis ‘seguidos’ cuento con una visión general y pormenorizada de la actualidad que me interesa seguir.

De alguna forma Twitter me permite no sólo seleccionar contactos, sino que más allá de esa simple interrelación digital, me facilita el acceso a la confección de un diario de contenidos personalizado, aunque muy disperso y desordenado.

El problema con el que nos encontramos es que no podemos contar con una clasificación ordenada de los contenidos, armonizada por temas o secciones, salvo que acudamos a los #HASHtag o n-etiquetas.

Tampoco podemos ser capaces de asimilar todos los contenidos de nuestros ‘seguidos’ ya que siempre va a depender de su número y de lo prolífico que sean en la Creacion de mensajes.

Y, por supuesto, dependemos de la ordenación aleatoria de los contenidos, generada por la escala de tiempo, y por la velocidad de actualización de nuestra red.

Pero lo que es obvio es que cada twittero es un editor en sí mismo.

Dueño y señor de lo que le interesa saber.

Ser onmipotente y omnímodo, todopoderoso individual, que se fabrica a su alrededor, un mundo a su interés y afinidad.

Un campo virgen en todos los sentidos.

Hablamos de interés en Formación, de interés en Interrelación, de interés en Publicidad, de interés en Marketing.

Hablamos de una nueva conceptualización del individuo como entidad digital propia definida por sus elecciones y contenidos.

Hablamos de una nueva forma de comprender las relaciones humanas a través de lo que nos interesa.

Hablamos de conocer a la persona por lo que la define.

Hablamos de descubrir nuevas formas de jugar con el mundo.

Entrada del 7.
Es diciembre.
Año 1.
2010


#TheSocialMediaLab ofrece servicios de consultoría y de formación en redes sociales. Infórmate de los cursos en . Si quieres informarte de nuestros servicios, entra en http://www.contactme.com/4ded560c3842590001006cbb/embed.

Si buscas empleo, mi ebook te ofrece ‘Cómo usar las redes sociales para conseguir un empleo’. Puedes descargarlo en http://www.bubok.es/libros/216096/Como-usar-las-redes-sociales-para-conseguir-un-empleo.

The following two tabs change content below.
Consultor y Estratega en Social Media y Marketing Digital. Mentor en redes sociales y marca personal. Escritor. Conferenciante. Formador. HootSuite Ambassador Lat-Am y España. Profesor de comunicación digital y marketing digital. Director de formación y profesor en Escuelas de Negocio y centros de estudios. Asesor de empresas en las Cámaras de Comercio de la Comunidad Valenciana.

QUÉ DICEN DE MÍ MIS CLIENTES

Nos interesa tu opinión. Déjanos tu comentario (gracias)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Antonio V. Chanal

    Realmente, todos los medios (entendido como media) son ‘sociales’, ya que hacen referencia a los medios de comunicación social. Pero ocurre que, por extensión, se utiliza la misma definición para todo lo que está relacionado con las herramientas colaborativas en Internet.
    Hay que tener en cuenta que cuando surgen los medios de comunicación, realmente son medios (modos) en que se dan a conocer una serie de informaciones para el conocimiento de terceros (los usuarios o lectores), quienes en sí mismos no tienen la capacidad de acceso a dicha información. La evolución de los medios de comunicación llegaba a mediados del siglo pasado hasta tal punto que, no únicamente el papel tenía relevancia, sino que habñia que hablar de la relevancia de la radio y de la televisión como medios socializadores, o modos de llegar a la sociedad.

    Internet ha llegado de manera inesperada para quienes tratan el tema de los medios de comunicación.

    Esto se explica porque ahora no son unos pocos profesionales cualificados quienes tienen acceso a la información y la comparten, la crean o la transforman, para que el lector/oyente/televidente la obtenga.

    Ahora, cualquiera puede convertirse en creador/transformador/transmisor de una información, y convertirla en noticia.

    Se habla de red social en el sentido de que es una red socializada, o de toda la sociedad. Pero también es un medio social porque es el modo en que la sociedad se comunica.

    Si te refieres a medios en cuanto a modos o herramientas para comunicar, sí tienes razón. Pero ten en cuenta que el término medio se ha desvirtuado tanto, y ha adquirido un sentido tan amplio, que normalmente se suele aplicar a los medios de comunicación (que también tiene presencia en la web).

    Y hay que tener en cuenta que cuando unes varios medios entre sí, realmente tienes una red. Por ejemplo, las grandes cadenas norteamericanas que cuentan con medios escritos, radio y televisión, se autodenominan networks (net es red), porque hacen referencia a que forman parte de un grupo de comunicación que alberga o que cuenta con diversos modos de acceder a un público diversificado.

    Para mí Twitter es también un medio, al igual que Facebook, los blogs, o lo que sea, si es utilizado individualmente.

    Cuando usas más de una de estas herramientas de forma colaborativa (entre ellas) entonces estás creando una red social: permites a los usuarios saber de ti por diversos medios.

  2. Manu

    Para ser muy puristas… habría que hacer una distinción entre red social y medio social. Red social: twitter, facebook, medio social: blogs, youtube, que te parece?