Energía positiva – Día 4. Año 0.


Os voy a contar algo. Interesante jornada la de este miércoles. He estado de visita por Burriana. Una de las villas ilustres de Castellón, en donde recóndita y escondida se puede encontrar «La Panderola». Una cabeza locomotora que antaño se utilizaba para recorrer el trayecto entre el Grao de Castellón y Onda, y que pasaba por las ciudades de Castellón de la Plana, Almazora, Burriana y Villarreal.


Se cuenta que su nombre se lo ganó por el color de su máquina de vapor, con combustible de carbón, y por lo lento e irregular de su marcha. Memoria de lugareños y residentes quienes la vieron dejar de circular allá por el 1 de septiembre de 1963, después de 75 años de servicio.

Anecdotillas.

Anduve caminando, pues, por las calles del casco antiguo. Deambulando por las veredas ya secas de su río otrora caudaloso. Paseando de esquina en esquina. Tanteando de plaza en plaza. Escuchando a los viandantes contar sus historias, que se perdían en el tiempo con el avanzar de mis pasos hacia adelante, mientras sus voces diáfanas, perdían claridad y ganaban en interferencias, al tiempo que me alejaba rumbo a mis destinos.

Burriana es singular.

Plural de gentes.

Porque ya quedan pocas ciudades dormitorio en las que la variedad de razas y de lenguas no se haga constatar.

Que si un rumano aquí, que si un árabe allá.

Que si un español de acullá.

¡Y mira!

Un oriundo de acá.

Yo me incluyo entre los terceros. Aunque quizá debiera de añadir una quinta facción por la parte francófona que me toca.

Y porque ilustre, Burriana es sitio de recreo, patio de juegos y playa inmensa que se pierde en el horizonte. Aunque lo primero que se divisa nada más llegar a su costa, es un inmenso barco pesquero que está siendo retocado en su puerto.

La villa está salpicada de callejuelas retorcidas. De callejones con salida. De plazas que no son tales, y de calles que no terminan.

Recorrerla es un lujo. Un misterio y una encrucijada.

A la vuelta de alguna esquina puedes econtrar cualquier sorpresa.

Una plaza escondida.

Una calle perdida.

Un campanario majestuoso.

Una torre rendida.

El día se ha pausado a la hora de comer.
Pero no he comido.
Un café ha sido todo lo que he pedido.
No había ganas de más.
No por pereza.
Tampoco por desidia.
Es que no tenía gas.
Y por no tener nada, he preferido beber.

Y en la tarde, antes de la hora sombría, retomába mis obligaciones.

Volvía sobre mis pasos, a caminar por la villa.

Recorría de nuevo las calles de Burriana con afán, por encontrar mi destino.

Volvía a ver caras que por la mañana no me saludaron, y que por la tarde, a esa hora mágica, comenzaban a despuntar un tímido ‘hola’, adivinado porque elevaban levamente sus barbillas y porque titubeaban al bajar sus miradas que se perdían en sus pasos.

Cabizbajos.

Al olvidarme pasar, continuaban sin que nada perturbara su quehacer cotidiano.

Ha sido un día apacible.

Pero deseaba de veras regresar a casa.

Hoy tenía especialmente ganas.

Entrada del 25.
Es noviembre.
Año 0.
2009


#TheSocialMediaLab ofrece servicios de consultoría y de formación en redes sociales. Infórmate de los cursos en . Si quieres informarte de nuestros servicios, entra en http://www.contactme.com/4ded560c3842590001006cbb/embed.

Si buscas empleo, mi ebook te ofrece ‘Cómo usar las redes sociales para conseguir un empleo’. Puedes descargarlo en http://www.bubok.es/libros/216096/Como-usar-las-redes-sociales-para-conseguir-un-empleo.

The following two tabs change content below.
Consultor y Estratega en Social Media y Marketing Digital. Mentor en redes sociales y marca personal. Escritor. Conferenciante. Formador. HootSuite Ambassador Lat-Am y España. Profesor de comunicación digital y marketing digital. Director de formación y profesor en Escuelas de Negocio y centros de estudios. Asesor de empresas en las Cámaras de Comercio de la Comunidad Valenciana.

QUÉ DICEN DE MÍ MIS CLIENTES

Nos interesa tu opinión. Déjanos tu comentario (gracias)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta entrada tiene 3 comentarios

  1. Anonymous

    Así es, me ha gustado, pero más me ha halagado el hecho de que hables así de»MI PUEBLO». Lógico, ¿no? ¡que te va a decir una borrianenca de pura cepa como soy yo! Si ni siquiera sería capaz de irme a vivir a otro lugar ni por todo el oro del mundo. Y en la playita, en otoño-invierno, todavía se vive mejor. Si es que tengo unas raíces……….
    ¡Un beso!
    Chelo

  2. Lina-solopoesie

    Complimenti !!
    Che bel blog….Tornerò di nuovo a trovarti .
    Un saluto dall'italia..
    Lina