Descubriendo Foursquare y Google Analytics

Os voy a contar algo. Las redes sociales no dejan de sorprenderme cada día. Parece que esté viviendo una especie de pesadilla tecnológica en la que nunca consigo estar completamente al día. Haga lo que haga. Su evolución, actualización, pero sobre todo su capacidad de multiplicación y de divergencia, me sorprenden. Hay redes sociales ya para casi todo. Y lo mejor, es que también hay herramientas destinadas a analizar el resultado de esas redes sociales, usemos la que usemos.
Hace un tiempo os hablaba del descubrimiento de un programa para móvil que me permitía integrar varias redes sociales en una. Se trata de SocialScope, una aplicación que esperaba me solucionara algunos problemas de memoria en mi móvil, ya que integraba varias redes sociales en una única interfaz, y me ahorraba el hecho de tener instaladas esas mismas redes sociales de manera independiente.
SocialScope parecía ser la solución a todos mis problemas. Integrar Twitter, Facebook y otras aplicaciones sonaba perfecto. Me permitía el acceso a mis actualizaciones tanto en mi Time Line de Twitter como en mi muro de Facebook, además de darme acceso para visualizar las menciones y los mensajes de ambos. Todo de una manera sencilla y ágil.
Por otro lado, también era posible la interacción con otros elementos de estas redes sociales. A saber: acceso a amigos, perfiles, información, trend topics… Muy completa y versátil.
Cuando la instalé apenas sí presté atención a otras dos redes sociales que venían incluidas en el paquete: Flickr y Foursquare. La primera vinculada con las cuentas de Yahoo!, y a la que había  echado un vistazo sin prestar demasiada atención. Sobre todo porque ya cuento con otros lugares en los que almacenar mis fotos y compartirlas con la gente.
Pero en un primer momento dejé en el olvido a Foursquare por lo inútil y lo limitado que me parecía.
Me he considerado siempre un betatester en todos los sentidos. Soy de los que aprende a manejar una cosa a base de probar-romper-arreglar. Y si no consigo repararlo, lo devuelvo a la tienda por tener fallos en el diseño.
La verdad es que nunca he tenido que devolver nada (bueno, si no contamos la moto que estoy tratando de vender, pero ésa es otra historia, y si se ha roto no ha sido por culpa mía).
El caso es que un día me puse a trastear con Foursquare para determinar exactamente en qué consistía. Más que nada, porque si estaba ahí sería por algo. Y hete ahí que sí que sirve y mucho.
Antes de entrar en materia, y para quienes no conocéis qué es Foursquare he de deciros que es un programita que se integra con nuestras cuentas de Twitter y de Facebook, si queremos, que permite establecer la ubicación de donde nos encontremos en un momento determinado. Su funcionamiento es bien sencillo: tras habernos dado de alta en el sistema, buscamos el lugar en el que nos encontremos y hacemos check-in en él. De no existir dicho lugar… habría que darlo de alta. Y por cada sitio en el que estemos, e programa nos otorga una serie de puntos y de premios, que nos hacen ganar fama y notoriedad en dicha red.
En un primer momento desestimé la utilidad de la aplicación móvil porque no veía la forma de poder dar de alta sitios nuevos. Al menos desde el móvil. Pero claro, si resulta que la aplicación funciona por reconociendo la posición del GPS de nuestro terminal móvil, me preguntaba de qué manera se podría dar de alta sitios nuevos desde un portátil o desde mi casa, donde entre otras cosas no tengo GPS instalado (¿para qué?).
Así que, una vez registrado en esa red social… la abandoné. Hasta hace poco.
Lo bueno de ser betatester es que sabes que siempre llega un momento en que la curiosidad te pica demasiado y tienes la necesidad de tener que descubrir qué es lo que puede tener cualquier cosa para que se haya hecho.
Y así ocurrió. Una noche en vela empecé a trastear la parte correspondiente a Foursquare en SocialScope, y di con el meollo del asunto. Sí que es posible crear lugares desde el móvil, aunque para poder hacerlo, has de cerciorarte de que de verdad dicho lugar no está dado de alta de ninguna manera.
Así que, desde ese momento dispuse de un nuevo juego con el que divertirme y probar sus efectos.
Como herramienta de marketing es fenomenal.
Imaginaros su potencial en una ciudad tan… para Castellón supongo que tardará algo más, pero para las grandes urbes es genial.
Resulta que los propios usuarios son los encargados de crear y dar de alta los lugares o destinos. Éstos pueden agruparse y categorizarse (únicamente desde la web y una vez se hayan dado de alta) por el tipo de lugar que se haya creado. En función de la categoría utilizada, se le asigna un icono diferenciador. Y dicho lugar (así es como se denomina a cada uno de los sitios dados de alta) puede ser visitado por otros desconocidos, por amigos, se pueden escribir referencias o tips, incluir fotografías…
En fin, una herramienta de mercadotecnia fantástica.
Así lo creo porque cualquier negocio que se dé de alta será accesible para los millones de usuarios que se encuentren en algún momento en el radio de acción (o de proximidad) a dicho lugar. Pudiendo tener acceso a la información que haya sobre dicho sitio. Si se trata de un bar, podríamos leer las especialidades que tiene; si es una farmacia, saber si está abierta o cerrada, o si tiene guardia ese día, sin necesidad de tener que llegar hasta ella…
Posibilidades infinitas.
Así que me he estado dedicando en los últimos días a dar de alta los lugares que frecuento con mi enano Lucca, y luego a modificar sus características a través de la web.
Como alicientes extraordinarios, aquellos usuarios que más veces hayan ido a un lugar se erigen en alcaldes de dichos sitios. Así que de alguna forma también se establece una especie de competición por estar más veces en un determinado sitio. E igualmente, el programa te va premiando con insignias en función de lo explorador que seas.
Muy interesante, de verdad.
En mi caso, y de cara al #empleo, lo he usado para crear lugares de aquellos sitios en los que he tenido reuniones o propuestas de negocios. De hecho, si la empresa a la que voy no tiene presencia en esta aplicación, un buen tema de conversación para romper el hielo es que comentarles que has creado un lugar sobre su empresa para que tenga presencia en la red. Con su información básica, pero sobre todo ubicándola e identificándola en el entramado social de la ciudad. Y que ahora, cuando alguien que use esa red social y se encuentre cerca de dicho sitio, la vea, podrá establecer su ubicación y consultar los datos que yo he añadido.
Obviamente, en seguida, la empresa se interesa porque le enseñe lo que he hecho, cómo funciona y me agradece que les haya colocado en el mapa.
Os lo recomiendo.
Y no os quiero contar la cara que se os puede poner cuando algún amigo vuestro y alguno de vosotros coincidáis en un mismo sitio sin saberlo. El programa os o dice (siempre que hagáis check-in en dicho sitio) que hay otro usuario y desde cuándo.
A mí me encanta y desde que lo he aprendido a usar, le estoy sacando todo el partido que puedo.
Otra de mis pruebas del día la he realizado con Google Analytics.
En esta ocasión ha sido gracias a un correo publicitario de Google Addwords, que siempre trata de que los usuarios de aplicaciones o de herramientas de Google, les saquemos el mayor de los provechos.
Poco os puedo contar porque acabo de configurarlo y hasta que no autorice mi sitio no tendré más datos. Pero quiero comentaros que se trata de una aplicación gratuita para medir el tráfico de vuestro sitio web.
En mi caso, he establecido mi blog como objetivo a analizar, con lo que voy a poder saber el número de visitas que reciba diariamente, y sobre todo de dónde las voy a recibir.
Ya sabéis que cuando actualizo alguno de mis post, recurro primero a Twitter, pero luego al resto de mis redes sociales para divulgarlo y tratar de convertirlo en el mejor de los blogs (risas).
Creo que me puede ser muy útil. Sobre todo ahora que estoy implementando varias aplicaciones en Facebook para promocionarlo (el blog) al objeto de conseguir más lectores que puedan interesarse por lo que escribo.
Los resultados se harán esperar.
Pero lo bueno de todo esto es que estoy adquiriendo una experiencia impagable en el mundo de las redes sociales.
Espero que cuando me pida alguna empresa que lo demuestre sea de forma práctica y no mediante un documento de capacitación… aunque ahora que lo pienso, el que podrá capacitar seré yo ¿no?
Nada como el prueba-y-rompe para saber cómo funciona de verdad una cosa.
Entrada del 16.
Es marzo.
Año 2.
2011

#TheSocialMediaLab ofrece servicios de consultoría y de formación en redes sociales. Infórmate de los cursos en . Si quieres informarte de nuestros servicios, entra en http://www.contactme.com/4ded560c3842590001006cbb/embed.

Si buscas empleo, mi ebook te ofrece ‘Cómo usar las redes sociales para conseguir un empleo’. Puedes descargarlo en http://www.bubok.es/libros/216096/Como-usar-las-redes-sociales-para-conseguir-un-empleo.

The following two tabs change content below.
Consultor y Estratega en Social Media y Marketing Digital. Mentor en redes sociales y marca personal. Escritor. Conferenciante. Formador. HootSuite Ambassador Lat-Am y España. Profesor de comunicación digital y marketing digital. Director de formación y profesor en Escuelas de Negocio y centros de estudios. Asesor de empresas en las Cámaras de Comercio de la Comunidad Valenciana.

QUÉ DICEN DE MÍ MIS CLIENTES

Nos interesa tu opinión. Déjanos tu comentario (gracias)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.