Conejo blanco, perro bonachón

Os voy a contar algo. Ha pasado mi primer fin de semana en el piso nuevo de Castellón. Se me hace un poco cuesta arriba todo. La casa revuelta. Hay caos. Demasiado. Soy de los que se mueve dulce en el caos, pero esto es demasiado. No sé por dónde empezar. Cuando realizo una mudanza suelo ser bastante ordenado. Cada cosa en su caja. Cada caja, a un sitio.


Pero mi salida de mi anterior vivienda fue demasiado repentina.

Apresurada.

Además, se ha juntado el hambre con las ganas de comer.

Mi insistencia por querer entrar a vivir lo más pronto posible (esto fue el viernes pasado) ha hecho que el piso no reúna las condiciones higiénico sanitarias adecuadas para poder afrontar las cosas con más calma.

Mea culpa.

Así pues, en el caos se vislumbra desorden, suciedad, grasa, trastos, bolsas…

La casa por barrer.

Demencial.

Además, no puedo centrarme en nada.

Al hecho de no saber por dónde empezar se une el hecho de tener en ciernes un viaje programado para tierras murcianas.

Posible trabajo.

Posibles proyectos.

Todo demasiado deprisa.

Demasiado rápido.

De verdad que cuanto más miro lo que hay frente a mis ojos, más me desaliento.

Mi perro me observa taciturno.

Mueve su cabeza de lado a lado cada vez que de mi voz sale alguna palabra.

Siempre lo hace.

Inteligente que es.

Parece que me dijera algo son sus ojos brillosos.

Perro bonachón.

Parece mi conciencia.

Me inquiere con la mirada.

Me adivina.

Pero no le hablo a él.

Hablo sólo.

Pienso en voz alta.

Trato de organizarme.

De tener perspectiva.

Trato de tener un punto de vista imparcial.

Intento eliminar los elementos que me molestan a la vista.

Quizás si cerrara los ojos sería más fácil.

Me molesta todo.

Mis cajas, mis maletas, mis bolsas, mis enseres.

A lo lejos mi Smartphone no deja de parpadear insultante.

Su lucecita roja titilante me avisa de que hay mensajes de correo, de texto, de Facebook, de Twitter.

La vida afuera sigue su curso.

La mía aquí adentro parece haberse detenido desde el mismo momento en que la última de mis pertenencias entrara por la puerta y se hiciera ama y señora de su espacio en el pasillo.

No tengo tiempo para pensar.

Apenas sí ganas para buscar #empleo.

Por interesarme por lo que cuentan las ofertas que leo en mis correos.

Titubeo.

Creo que lo dejaré para la noche.

Mentiroso.

Sabes que cuando caiga el sol querrás cama, cena caliente y sueños.

Y cómo voy a dormir sabiendo lo que me espera a mi vuelta.

Mañana viajo para Murcia.

Quiero salir temprano.

Y el panorama no es nada halagüeño.

Habré de dejar todo manga por hombro.

Salir huyendo de esta pocilga.

No tengo tiempo.

Soy el conejo blancodeAlicia en el país de las maravillas.

Hay prisa.

Imagino que cuando vuelva habrá más ganas.

Por el momento, sólo deseos de que todo esto acabe pronto.

Tengo prisa por todo.

Quiero volver de nuevo a mi rutina.

Mantener de nuevo el contacto con todos.

Hay prisa, hay prisa.

Pero pocas ganas de nada.

Entrada del 31.
Es enero.
Año 2.
2011


#TheSocialMediaLab ofrece servicios de consultoría y de formación en redes sociales. Infórmate de los cursos en . Si quieres informarte de nuestros servicios, entra en http://www.contactme.com/4ded560c3842590001006cbb/embed.

Si buscas empleo, mi ebook te ofrece ‘Cómo usar las redes sociales para conseguir un empleo’. Puedes descargarlo en http://www.bubok.es/libros/216096/Como-usar-las-redes-sociales-para-conseguir-un-empleo.

The following two tabs change content below.
Consultor y Estratega en Social Media y Marketing Digital. Mentor en redes sociales y marca personal. Escritor. Conferenciante. Formador. HootSuite Ambassador Lat-Am y España. Profesor de comunicación digital y marketing digital. Director de formación y profesor en Escuelas de Negocio y centros de estudios. Asesor de empresas en las Cámaras de Comercio de la Comunidad Valenciana.

QUÉ DICEN DE MÍ MIS CLIENTES

Nos interesa tu opinión. Déjanos tu comentario (gracias)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Anonymous

    Focus on the positive things. Courage, mon ami! Bárbara

  2. ISA

    Me ha encantado como has descrito esa sensación de tanto por hacer y no saber por donde comenzar….
    Muy bueno…..