Apuntes para un Manual de Twitter. Tipos de Contenidos (mensajes). Parte II.

Os voy a contar algo. Twitter básicamente es un ‘timeline‘ (una línea de tiempo) en la que aparecen mensajes cortos de hasta 140 caracteres. Una línea de tiempo que va a ser leída por nuestros seguidores, ya que existe siempre la posibilidad de buscar y de acceder a cualquier mensaje (siempre que se haya publicado con anterioridad) en cualquier momento y en cualquier lugar.
Hace aproximadamente un par de meses, empezaba una serie de artículos en los que pretendía explicar el funcionamiento de esta red social.
En su momento ya hablé de una clasificación de los contenidos por cuanto a su visibilidad, por su categorización, y por su actualización.
Quedaron pendientes algunas tipologías que había establecido.
No quise incluirlas entonces porque me parecía que la longitud del texto ya era lo suficientemente grande, y la complejidad de lo que hablaba, lo necesariamente extensa, como para dejar que se asentara su asimilación, y se pusiera en práctica lo descrito.
Ha pasado ya el suficiente tiempo, y creo que me encuentro con el ánimo preciso para daros cuenta de lo que falta.
Recordando viejas lecciones.
La última vez, dejamos el tema en la clasificación de los mensajes por su criterio de actualización, donde determinaba que, bajo mi criterio, podríamos encontrar mensajes de Twitter definidos por los patrones con contenidos actuales, contenidos recientes, contenidos de refresco, y repaso de contenidos.

Tan esenciales como éstos, y dentro del mismo apartado, me dejé (voluntariamente) los que denomino,

5. Contenidos de contacto. Estos contenidos no son otra cosa que los mensajes generados por los usuarios para hacer referencia a otros usuarios. Lo normal es que cuando a través de cualquier otro medio citamos a cualquiera, éste usuario debe de ser consciente de que lo va a ser, porque de lo contrario, puede perder la posibilidad de ver ese mensaje.

Veamos. La explicación es sencilla. Es como cuando estamos en un grupo de amigos y hablamos de otro común que no está presente. Lo normal es que esa persona no sepa directamente que se habla de él. Sí que podría tener conocimiento de dicha conversación a posteriori, y por oídas, o pro referencias. Quiero decir que puede que el contenido de la conversación no lo conozca exactamente, por lo que aquél puede quedar distorsionado o mediatizado en función de quien lo cuente.

La opción para que esta tercera persona se dé por aludida y conozca íntegramente el contenido de la conversación, sería llamarle o emplear un dictáfono con el que se grabe la conversación (en algún tipo de soporte) que a posteriori se le haría llegar al ufano personaje.

Bueno.

Twitter de alguna manera solventa este inconveniente mediante las citas de usuarios.

Esto no es otra cosa que permitir la identificación de usuarios registrados anteponiendo a su nombre de usuario el símbolo arroba (@). De forma que cuando se complete el conjunto (arroba+nombredeusuario) se crearán dos cosas:

1. Un hipervínculo dentro de la propia aplicación de Twitter que permitirá, a cualquier usuario que tenga acceso a esa línea de tiempo, ver el perfil del usuario al que se menciona.

2. Esta cita o mención encenderá una señal de alarma en el usuario al que nos refiramos de forma que sabrá, por un aviso, que algún usuario de Twitter ha dicho algo de él, y podrá acceder de manera inmediata al contenido íntegro de ese mensaje.

Podría decirse que es una especie de sucedáneo de mensaje entre usuarios, pero sin el carácter privado y hermético de dicho sistema.

Este método permite que todos los usuarios de nuestra línea de tiempo puedan conocer a los usuarios a quienes seguimos o a quienes referimos y, en caso de desearlo, poder agregarlos a su lista particular de personas a quiénes seguir.

Continuando con la categorización de los mensajes, creo oportuno hablar también de los denominados,

6. Contenidos blancos. Mensajes que no tienen intencionalidad alguna. Que únicamente comunican un contenido sin más. Sin ánimo alguno de crear tendencia, ni de generar corriente de opinión.

Desde mi modesto punto de vista, creo que la red Twitter debiera de emplearse para crear fundamentalmente este tipo de mensajes.

Veamos.

Cuando creé mi cuenta, creo que hice lo que todos hemos hecho en algún momento: dar a conocer los servicios para lo que dicha cuenta ha sido creada.

La obviedad de esta afirmación cae por su propio peso.

Usar Twitter de manera inteligente

Twitter es una comunidad social en la que los usuarios pululan por doquier.

Somos tantos que para poder destacar hemos de hacer algo que nos haga notar por encima de los demás.

Los perfiles de los usuarios son tan dispares y versátiles que para poder llamar la atención de los usuarios hemos de ofrecer algo que realmente les enganche.

Sobre todo cuando estamos buscando usuarios a los que no conocemos de manera directa y personal.

Sobre todo cuando buscamos agregar a nuestra línea de tiempo personajes y marcas que llenen de valor añadido nuestro contenido diario.

Por ello, tengo la convicción, y es lo que defiendo en el curso de Administración de Redes Sociales que he diseñado, de que lo importante es hacer coaching y asesoramiento de aquello sobre lo que somos especialistas sin esperar nada a cambio.

Es decir, ofrecer de manera altruista nuestros servicios.

Con frases lo suficientemente potentes como para que de verdad generen corrientes de opinión (o de seguimiento).

Con mensajes lo suficientemente inteligentes como para que nuestros seguidores se sientan arropados e informados.

Con contenidos lo suficientemente impactantes como para que tu cuenta comience a adquirir sentido.

Quiero decir con esto que una vez que cuentas con la atención de quienes pretendías obtenerla, cuando se pongan en contacto contigo, entonces decidirás si asesorar de igual manera (altruistamente) y de forma particular, o si ofreces pinceladas o guías de lo que debiera de hacerse, informando al usuario interesado que dichos servicios tienen un coste (bien entendido).

A mi modo de ver, las redes sociales son el receptáculo en donde el conocimiento puede compartirse, moldearse, adaptarse y crearse a voluntad de los usuarios.

Las empresas, obviamente, buscan un beneficio de todo lo que se genera en la red.

Pero con una sociedad alertada por los cientos de mensajes publicitarios que inundan a diario todos los medios de comunicación social, considero un error usar las redes sociales para o mismo.

Porque de ser así, estaríamos ante un enorme sistema de comunicación en donde la publicidad sería el contenido principal, y la red carecería de sentido, de perspectiva y de carisma.

Lo que hay que hacer con los contenidos que generamos es divulgarlos. No publicitarlos.

No hay nada mejor que ser retuiteado por otros usuarios y darte a conocer a gente que te sabrá de ti por referencias.

Y más, en un mundo donde las referencias son el factor determinante para las relaciones sociales.

En otro orden de cosas, podemos encontrar otro tipo de contenidos clasificados por su actualidad.

Son los siguientes:

7. Contenidos promocionales. Aquellos en los que queremos divulgar y dar a conocer aspectos de producto. Entendiendo como producto, cualquier contenido susceptible de ser vendido.

En este espectro entra desde un servicio, a un producto financiero e incluso un perfil profesional de una persona sin #empleo que quiere darse a conocer.

La norma dicta que dichos contenidos siempre irán acompañados por un mensaje de texto lo suficiente atractivo como para captar nuestra atención. Y además, incluyen en el total de los caracteres del mensaje un enlace o hipervínculo que puede redirigir a una página web o a un servicio de almacenamiento de imágenes (repositorio de fotografías).

La idea de estos contenidos no es otra que la de dar a conocer principalmente servicios (que en su última esencia serán de pago); tener al corriente a los usuarios de los cambios producidos en determinadas materias… pero con el nexo común de buscar el objetivo de la venta (o del intercambio monetario en alguno de los procesos de comunicación).

Sin duda, el objetivo final de Twitter y de todas las redes sociales es ése.

Aunque lo bueno que tienen las redes sociales, es que antes de llegar a ese punto, pueden crear y generar la necesidad de una manera sugestiva, o esperar a que nazca en el usuario que nos sigue, y que acuda a nosotros, precisamente porque sabe que ofrecemos dicho servicio.

Sin duda, los publicitarios tienen la enorme responsabilidad de volver a catalogar las reglas de la publicística, ya que las redes sociales van a suponer un cambio exponencial en la forma de vender los productos al mundo.

Finalmente, encontramos una última categorización de los contenidos que viene definida por,

8. Contenidos de referencia. Son aquellos que propiamente no son generados o creados por nosotros, pero que aparecen en nuestra línea de tiempo porque consideramos interesante su divulgación.

Para poder hacerlo existen dos maneras proactivas de conseguirlo:

1. Mediante el ReTwit (RT), que no es otra cosa que difundir el mensaje tal cual, y que como tal aparecerá en nuestra línea de tiempo, pero con la característica de que irá acompañado de un símbolo característico (parecido a un bucle circular), del usuario que creó dicho mensaje, y del mensaje en sí mismo.

Así, no es un contenido realmente propio, sino que hacemos nuestro uno que  creó otro usuario que consideramos interesante.

Al hacerlo, el sistema de Twitter genera de manera automática un vínculo con dicho usuario, a quien le aparecerá una mención en su perfil, con información de quien en su momento lo retuiteó.

2. Mediante la cita, que básicamente consiste en remitir el mensaje íntegro, incluyendo al usuario que lo creó, pero entrecomillado. En caso de ser posible, gracias a la poca longitud del mensaje original, el usuario que lo cite, podrá incluir a continuación alguna puntualización sobre el mismo.

Éste es un sistema que facilita el copiar y pegar del contenido de un mensaje y reenviarlo tal cual a los usuarios de su línea de tiempo.

Con éste, doy por terminada esta aproximación a los tipos de mensajes que existen en Twitter.

Espero que os haya servido de ayuda, de complemento, y de información sobre el apasionante manejo de esta aplicación característica de las redes sociales.

Como siempre, si queréis hacer algún comentario, os invito a que me hagáis llegar vuestras dudas, que atenderé en la medida de lo posible.

Aprovechad bien estas herramientas.

Entrada del 9.
Es febrero.
Año 2.
2011

#TheSocialMediaLab ofrece servicios de consultoría y de formación en redes sociales. Infórmate de los cursos en . Si quieres informarte de nuestros servicios, entra en http://www.contactme.com/4ded560c3842590001006cbb/embed.

Si buscas empleo, mi ebook te ofrece ‘Cómo usar las redes sociales para conseguir un empleo’. Puedes descargarlo en http://www.bubok.es/libros/216096/Como-usar-las-redes-sociales-para-conseguir-un-empleo.

The following two tabs change content below.
The #Social is a game I like to play. Come and join. Lets make it work together. Centramos los esfuerzos en ayudar a las PyMEs a relacionarse con sus cliente por Internet, redes sociales. Consultoría en redes sociales y en Social Media. Agencia de social media, especialista en marketing online para llevar a tu negocio al siguiente nivel, en diseño web, posicionamiento web, redes sociales y publicidad en buscadores.

QUÉ DICEN DE MÍ MIS CLIENTES

Nos interesa tu opinión. Déjanos tu comentario (gracias)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.